2×1 Historia de un joven celoso y Langostas

cuento_JOVENCELOSO_LANGOSTA

Ir a descargar

Historia del joven celoso- Henri Pierre Cami

Había una vez un joven que estaba muy celoso de una muchacha bastante voluble.

Un día le dijo:

-Tus ojos miran a todo el mundo.

Entonces, le arrancó los ojos.

Después le dijo:

-Con tus manos puedes hacer gestos de invitación.

Y le cortó las manos.

“Todavía puede hablar con otros”, pensó. Y le extirpó la lengua.

Luego, para impedirle sonreír a los eventuales admiradores, le arrancó todos los dientes.

Por último, le cortó las piernas. “De este modo -se dijo- estaré más tranquilo”.

Solamente entonces pudo dejar sin vigilancia a la joven muchacha que amaba. “Ella es fea -pensaba-, pero al menos será mía hasta la muerte”.

Un día volvió a la casa y no encontró a la muchacha: había desaparecido, raptada por un exhibidor de fenómenos.

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/mini/historia_del_joven_celoso.htm

 

Langostas- Abel Pacheco

La langosta come carroña, come carne podrida.

Hay que matar un perro, dejarlo que se pudra, meterlo entre la nasa y tirarlo al mar.

Los negros sacan nasas repletas de langostas y con risa maliciosa las mandan lejos.

En los grandes salones de caviares, de trufas, de cosas nunca vistas y menos saboreadas, los blancos elegantes comen las langostas.

Abel Pacheco
No. 72, Abril-Junio 1976
Tomo XI – Año XI
Pág. 633

https://minisdelcuento.wordpress.com/category/abel-pacheco/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s